En el tejado

En el tejado

lunes, 31 de marzo de 2014

África

Siempre serás raíz para los hombres,
por mucho que renieguen de su tierra,
aquellos que volvieron con la guerra,
y no merecen semejante nombre.

Aun se escucha el rugir de los fusiles
que la agreste sabana van sembrando,
con hambre y con miseria alimentando
la cruz de verdaderas almas libres.

Ni Mahoma, ni el señor de los cristianos,
parecen apiadarse de tu pueblo,
que no confía en héroes solidarios.

Mas ha de renacer el sentir negro:
por más que le atenace el adversario,
no se rinde el león hasta que ha muerto.