En el tejado

En el tejado

jueves, 9 de enero de 2014

Besos de sal

A noche saben tus besos,
con olor a canela en rama,
así quedan mis ojos presos
si sobre mí te derramas.

Entre las sábanas blancas
tu mirada de luz de luna,
que va reflejando mi barca
en este mar sin espuma,

que sí arrastra tempestades,
conduciendo sin rumbo alguno
los temblores de nuestros cuerpos

igualándolos a huracanes
que culminan con dulce embrujo
arrastrados hasta tu puerto.