En el tejado

En el tejado

jueves, 31 de octubre de 2013

A la falta de inspiración

No se presta la musa a mis deseos,
El viento me golpea en plena cara,
El tiempo se me burla y me socava,
Sirviéndose de mí para recreo.

O quizá sea Apolo el vil culpable
Del rapto acelerado de mis versos
Y en su carro alado los porta presos
Mientras me hace sentir un miserable.

Ni confundirme puede
Con el pétreo Orfeo,
Ni me sirvo en mis odas de lira alguna;

Pero lo que más duele
A este pobre aedo
Es quedar sin letrillas para su pluma.