En el tejado

En el tejado

sábado, 14 de septiembre de 2013

Entre recuerdos

Aún recuerdo en las noches de estío,
Inundando el lecho de fuego,
Su calor abandonado al mío,
Quemando en nuestras ropas el sueño.

Aún recuerdo su pálido cuerpo,
Blanqueado por un rayo de luna,
Postrado ante mí de deseo,
Deshecho en pasión taciturna.

Y aún recuerdo esa sonrisa...
Ese abrazo último que no anuncia el fin.
Esos ojos de compaña, como la brisa,
Que me hacen sentir feliz.

Caricias sin tapujos, que mi rostro colmaban;
Esas manos rozando mi piel,
Que por lucirla vistosa, calmaban,
Cada uno de los males en mi sien.

Premio justo a tamaña ferocidad,
Recibo de sus labios suaves besos,
Que agitan hasta el último de mis huesos
Y estrellan contra el suelo mi vanidad.