En el tejado

En el tejado

miércoles, 23 de agosto de 2017

Para encontrarme contigo / El acertijo

El gris que adorna las casas
es el mismo que camino,
atravesando La Rambla
para encontrarme contigo,

ahora que besas mi playa,
ahora que llego al destino,
que tu viento me marcaba,
Mediterráneo, mi amigo.

Desde mi niñez cantabas,
susurrándome al oído,
el secreto que ocultabas.

Marcabas un rumbo fijo,
para descubrir tu magia
me hacía falta un acertijo.


El acertijo

En Canaletas primero,
por entre flores después,
escondida en los tinteros
y también en los 'plumiers'.

Callejas y mentideros,
en que te ocultas también,
palmeras y merenderos,
adoquines y "moblés".

Todos componen la esencia
con que te dejas querer,
aroma de magia y fiesta.

Aunque no llegué a nacer
en esta vetusta tierra,
mis pies a ti han de volver.


Tramo de La Rambla de Barcelona

miércoles, 16 de agosto de 2017

Compañera de locuras

En este mundo de locos, me devuelves la cordura,
yo quisiera convencerte, resolver todas tus dudas;
yo quiero corresponderte, las caricias una a una,
pero aunque te sepa a poco, así sano mis locuras.
No hace falta comprenderte, creo en todas tus tontunas,
que no son cosas de tontos, son historias de aventura,
de esas con que los mocosos van lustrando las monturas
de los sueños sorprendentes, ilusiones que perduran.
Perduran en mi recuerdo, por mucho que no las viva
como cuando era pequeño, como cuando las creía,
pero ahora las recupero, desde que estás en mi vida.
Está habitando en mi cuerpo, un alma otrora perdida,
desde que te he descubierto, encontré lo que quería:
el complemente perfecto, la perfecta compañía.




domingo, 23 de abril de 2017

La ciudad de los prodigios

Presuroso se apaga un cigarro,
la garganta que empieza a quemar,
por la obra del vino barato,
por la gracia del negro alquitrán.

Los manteles cubiertos de barro,
algún vidrio jede a pacharán,
sinfonías de risa y piano,
melodías en 'Els Quatre Gats'.

Solo, un hombre, sentado, observando
la ciudad que aspira a conquistar,
la ventana su vaho va nublando,
su mirada, muy lejos de allá-

Sabrá Dios qué es lo que está tramando,
qué le trajo hasta esta catedral;
tal vez sólo se halla esperando
al secuaz con que cumplir su plan.

Del ensueño ya va retornando,
La Vanguardia vuelve a hojear.
El veneno guarda a buen recaudo,
aguardando estocadas que dar.

Asegura quien le va rondando,
como Onofre es que se hace llamar;
pisó tierra como provinciano,
mas llegó sólo para reinar.

Foto del restaurante 'Els Quatre Gats', que está hoy como entonces.
Fuente: http://m.cdn.blog.hu/ca/catalunya/image/q/el4gats04.jpg 

miércoles, 29 de marzo de 2017

El llanto de Medea

Riela en el espejo
de la luna cobriza,
el trémulo reflejo
de mi amada nodriza.

Igual tiembla el recuerdo
de aquel, Jasón, que un día,
de la muerte al encuentro
sin saberlo partía.

Desnudo el tibio pecho
contra mi faz yacía
el amor sobre mi lecho;

una cama vacía,
un corazón deshecho,
sólo eso quedaría.


Una Medea de hoy, de corazón desdibujado,
como el de ella...